Tomas Elias Gonzalez Benitez

Hay números que emocionan, en la interminable historia de Valentino Rossi. Los lees, los relees y en un instante ves mil capítulos de una leyenda increíble. Nueve Campeonatos del Mundo ganados en cuatro categorías diferentes: uno en la clase 125, uno en la 250 y uno en la 500. Esta clase luego dio lugar a MotoGP, donde Rossi se convirtió (y sigue siendo) el rey absoluto. Seis títulos mundiales, cinco de los cuales (una historia emocionante) seguidos, de 2001 a 2005.

Los Inicios


La carrera de Valentino comienza a los 2 años y unos meses, cuando llega una mini bici con ruedas a la casa de su padre Graziano, en la que Rossi comienza a correr. Inmediatamente. Mejor si no tiene ruedas. Y, de hecho, el bebé Vale se los quita de inmediato. Luego están los años de diversión, del Apecar en las calles de Tavullia, de la policía que lo detiene.

La Carrera en 125


Demasiado rápido, Rossi que debutó en el Campeonato del Mundo en la clase 125 en 1996. El primer podio llegó en Austria (4 de agosto), su primera victoria un par de semanas después, en Brno. La moto de Rossi es una Aprilia ‘privada’ . Aprilia asciende a Rossi al equipo de fábrica en 1997 y gana el título.

La Carrera en 250


Como campeón del mundo, Vale salta inmediatamente a 250. Sólo un año de estudio (1998) que, sin embargo, concluye en el segundo lugar de la clasificación final (detrás de Capirossi) y luego llega el Campeonato del Mundo (1999). Implacable.

La Carrera en 500 y MotoGP


Es al final de esta temporada cuando Rossi aterriza en la categoría reina, las 500 y lo hace en una de las motos más fuertes de la historia. La despedida de Aprilia coincide con el abrazo a Honda. Estamos en el 2000, la temporada comienza cuesta arriba como la experiencia de los 500, pero Valentino aún se lleva a casa dos GP (Gran Bretaña y Brasil) y termina en segundo lugar. Sí, al igual que había estado en la clase 250, con su Honda de fábrica, el Nastro Azzurro, Rossi gana su primer título de MotoGP, comenzando la fantástica serie de triunfos mundiales.

Temporada 2002: a pesar de la difícil relación con Honda, Vale vence a todos al sumar 11 victorias y 4 segundos lugares.

Misma película en el Campeonato del Mundo de 2003, pero al final de la temporada los caminos entre Honda y Rossi se separan. No es una lágrima fácil, sin duda, pero Valentino busca nuevas motivaciones y sobre todo un ambiente más acogedor.

Yamaha


Y aquí está en Yamaha. Una Yamaha que aún es pequeña pero que Rossi se siente propia. El debut en Sudáfrica es un escalofrío en la espalda de todos. Vale gana y llora. Luego, la loca y delicada carrera hacia los favoritos, Biaggi y Gibernau y la Copa del Mundo es suya.

Como será en 2005. La mala suerte mancha el camino de Valentino en MotoGP 2006. Una caída en Valencia le impide competir por el título. Terminó 13 ‘y el Campeón del Mundo será Hyden. Los dos últimos títulos llegan en 2008 y 2009, mientras que la temporada 2010 es la marcada por la gravísima lesión que sufrió Vale en Mugello, durante las pruebas. Es el 5 de junio: doble fractura en la pierna y cirugía. La parada le cuesta el sprint al Mundial, pero Rossi aún realiza el milagro de volver a la pista (18 de julio en Alemania) apenas un mes y 10 días después del quirófano.

Termina el primer paréntesis en Yamaha y aquí están las dos temporadas (2011 y 2012) en Ducati.

Ducati



Malo, las cosas van mal. Rossi no está a gusto en la Desmosedici, sufre y no pasa de la séptima plaza en ambas temporadas. En 2011, fue el drama de la muerte de Simoncelli lo que marcó a Valentino, entre otras cosas, junto a Edwards involucrado en el accidente en Malasia, que le costó la vida a Sic.

El regreso a Yamaha



El regreso a Yamaha es en 2013, pero el poder abrumador de Honda y Márquez hace que las ambiciones de Valentino retrocedan. Cabe destacar que en 2015 perdió el Mundial por el choque con el propio Márquez. La amistad entre los dos acaba en Malasia tras un cuerpo a cuerpo en la pista, Rossi entra en … contacto con Márquez en un peligroso adelantamiento. La maniobra se considera incorrecta y, por tanto, debe ser sancionada. El castigo para Vale será la salida desde la última posición en Valencia, en el último GP de la temporada. Imposible defender y defender (7 puntos por delante) de Lorenzo que se convierte en Campeón del Mundo. Entre los silbidos.

2016 comienza con el pie derecho. Valentino apunta directo a la ‘estrella’ de su Mundial (el número 10 de su carrera), pero la determinación y el optimismo no son suficientes, como lo es la continuidad de resultados que, en cualquier caso, coincide con solo dos victorias.

Rossi es segundo y con 2017 comienza la fase más complicada y ávida de resultados de su carrera. El 25 de junio, en Holanda, Vale gana un GP espectacular y sube al podio como un niño. Un chico de 38 años y 129 días, o el piloto ‘más viejo’ de la historia en ganar una carrera de MotoGP (y clase 500). Este es el último flash ganador de Rossi, que no ha ganado desde junio de 2017.

La Yamaha, su M1, ya no es la moto que podría acercarle a su sueño y sobre todo sufre por la fuerza de Honda, el relanzamiento de Ducati y la sorpresa de Suzuki, campeona del mundo en el año de la pandemia, 2020. Estamos en 2021. Rossi pasa del equipo oficial Yamaha al equipo satélite Petronas. Los resultados no llegan, las perspectivas se tornan sombrías inmediatamente después del inicio de la temporada. Mientras tanto, se lanza el proyecto Team VR46-Ducati, que aterrizará en MotoGP en 2022. Y otro sueño hecho realidad. Antes del futuro. De su nuevo futuro.

noviembre 3, 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *