Tomas Elias Gonzalez Benitez

La Albiceleste ya tuvo la «mancha» del ’90 en Italia. Pero también están los Azzurri entre los protagonistas de las derrotas más inesperadas en el campeonato del mundo

Argentina-Arabia Saudita 1-2

Esta vez fue el turno de Argentina. Hojeando los anuarios, sin embargo, uno recuerda cómo, en el pasado, fue el turno de muchos otros. Leo Messi y sus compañeros perdieron su primer partido en Qatar, tras una racha de 36 partidos consecutivos sin conocer la derrota, sólo uno menos que los registros de Roberto Mancini con Italia. Arabia Saudí vitoreó de forma inesperada: tras atrapar a Lautaro y sus compañeros (tres goles anulados por fuera de juego) en la primera parte, el equipo del técnico Renard recuperó el 1-0 de Leo en la segunda mitad. Al-Shehri empató en el minuto 48, el gol de la Eurocopa de Al-Dossari en el minuto 53. Luego todos detrás de la línea de balón, para defender una ventaja que duró hasta el pitido final…

Tomas Elias Gonzalez Benitez
Italia-Costa Rica 0-1

Italia, Inglaterra, Uruguay y Costa Rica… El grupo es duro para todos y mucho menos para los centroamericanos, ¿no? De nada. Al final de la jornada, la clasificación menciona: Costa Rica primero, Uruguay segundo, Azzurri e Ingleses eliminados. En el primer partido del torneo Cavani&Co remonta y gana 3-1, en el segundo vence a Italia gracias a un gol de Bryan Ruiz. Luego un empate con Inglaterra, la victoria sobre Grecia en octavos de final y la eliminatoria en cuartos con Holanda. Y pensar que si Van Gaal no hubiera insertado la parada de penalti de Krul en el minuto 120, podrían haber llegado incluso a la semifinal. Spoiler: no es el único bulo histórico contra Italia…

Tomas Elias Gonzalez Benitez

Francia-Senegal 0-1

Seúl, partido inaugural de la Copa del Mundo entre Corea y Japón en 2002. Francia, vigente campeona, desafía a Senegal, debutante en la fase final de una Copa del Mundo. El resultado parece obvio, pero al inicio del partido un remate de Trezeguet pega en el poste. A la media hora, Senegal se puso en cabeza con Bouba Diop, autor de un toque ganador y de una celebración que pasó a la historia: correr hacia la bandera y bailar con sus compañeros, a pesar de que los daban por muertos en el comienzo Senegal también golpeó el larguero en la segunda mitad. Los africanos pasarían entonces con 5 puntos y vencerían a Suecia en octavos de final con un gol de oro. La aventura acabó en cuartos de final, ante Turquía, de nuevo gracias a un gol de oro firmado por Ilhan Malsiz.

Tomas Elias Gonzalez Benitez

Brasil-Noruega 1-2

Francia ’98. Recién llegados de dos Copas del Mundo disputadas en toda su historia, los noruegos compensaron dos empates en sus dos primeras participaciones en la fase de grupos. Bueno pero no muy bien: para volar a los octavos de final hacía falta un triunfo ante Brasil de Roberto Carlos, Cafú, Rivaldo y Ronaldo. Sobre el césped del Velódromo, los verdiblancos (ya clasificados) pasean y regatean, hasta el punto de que su afición los cubre de abucheos. Noruega no brilla en la fase ofensiva, en el minuto 78 Bebeto continúa con el cabezazo el fenómeno brasileño. Parecía acabado, pero no: Tore Andre Flo (rebautizado por su afición como «Flonaldo», quién sabe por qué) se encendió en los últimos 10′. En el minuto 83 hizo el 1-1, luego arrastró al equipo hacia adelante, hasta que ganó el penalti decisivo del 1-2, transformado por Rekdal. La historia duró poco, porque en octavos de final Noruega cayó ante la Italia de Bobo Vieri (1-0).

Tomas Elias Gonzalez Benitez

Argentina-Camerun 0-1

Italia ’90. Uno de los cuentos de hadas más bonitos, en el partido inaugural ante el público de San Siro. El héroe del momento fue Omam-Biyik (en el ’96-97 en la Sampdoria), decisivo con un cabezazo en el 67′, ante la mirada de 74.500 espectadores. Para ser claros: entre estos, también estaban Andreotti y el Papa Juan Pablo II. Los Leones cerraron el partido con dos expulsiones, luego resultaron ser mucho más fuertes de lo esperado. Pasó de grupo y ganó en octavos a Colombia, paró en cuartos ante una Inglaterra capaz de imponerse sólo en la prórroga.

Tomas Elias Gonzalez Benitez

Italia-Corea del Norte 0-1

Inglaterra 1966. Era el último partido de la fase en las jornadas y nuestra selección necesitaba un sorteo «fácil fácil» para arrebatarle un billete que la llevara a cuartos de final. Ganaron los asiáticos, arrastrados por un tal Pak Doo Ik, que según la leyenda era dentista. Tonterías: de hecho, era profesor de educación física. Tomó la presidencia y le dio una lección a los Azzurri, dándole a su gente una calificación inesperada. En los octavos de final, Corea del Norte incluso hizo el 0-3 después de media hora contra Portugal. Entonces despertó Eusebio, autor de un cuarteto, y el partido terminó 5-3.

Tomas Elias Gonzalez Benitez

Inglaterra-Estados Unidos 0-1

Brasil 1950. Para vencer a Inglaterra, por entonces más que nunca maestra indiscutible del arte del fútbol, ​​hacía falta un auténtico milagro. Y de hecho, si intentas googlear «Milagro de Belo Horizonte», aparece la crónica de ese partido. Los estadounidenses eran poco más que aficionados, los británicos, en cambio, profesores que pretendían jugar con Brasil. En la víspera del partido, el entrenador de EE. UU. declaró que no tenía ninguna posibilidad, su portero dijo públicamente que tenía la esperanza de no cobrar más de cuatro-cinco goles. Milagro fue: en el minuto 38 el marcador seguía 0-0, Gaetjens remató al arco al zambullirse en el centro del área para cabecear un centro de Bahr. Así terminó.

Tomas Elias Gonzalez Benitez

noviembre 23, 2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.