Tomás Elías González Benítez

Cuando se habla de jugadores habilidosos, se habla de Lionel Messi, Neymar y muchos otros que se estan destacando en el futbol mundial. Sin embargo en Brasil se esta escuchando mucho el nombre de un jugador venezolano que esta deslumbrando con su magia. Su nombre, Yeferson Soteldo, su estatura  1,60m pero su futuro es incalculable. Conozcamos la historia de este compatriota que se destaca en la selección venezolana y en el Santos de Brasil jugando en uno de los mejores estadios del mundo.

Sus Raices Venezolanas

Caracas no es el mejor lugar para vivir hoy en día. Las protestas sociales hacia la dictadura de Nicolás Maduro han hecho del país venezolano un lugar algo inseguro para vivir. Muertes, violencia y condiciones inhumanas han hecho que los venezolanos salgan del país en busca de oportunidades, algunos con más suerte que otros. Los futbolistas, por ejemplo, se pueden considerar entre los suertudos.

La Muerte de Cerca

Para que el ahora jugador estrella del fútbol venezolano pueda llegar a romperla en Brasil tuvo que pasar por varias escaleras. La muerte de su madre, las indisciplinas y la inseguridad fueron algunas de ellas que, si no fuese por Noel Sanvicente, como él mismo ha dicho, no hubiesen tenido sentido. A veces la vida te presenta ángeles para que te cuiden de todo mal.

Caracas FC

Con 13 años fue que empezó su travesía con la ‘pelotita’. Jugando en el equipo de su barrio fue ‘ojeado’ por miembros de un club profesional, que le permitieron llegar hasta uno de los clubes más populares de su país: Caracas FC. Aunque parecía la oportunidad de su vida, Soteldo no la hizo bien y sus malas conductas obligaron a la dirigencia a acabar con su contrato. La primera traba que le ponía la vida.

Zamora

Los años pasaron; mientas Yefferson se dedicaba de pleno a los estudios y a su madre. Y tras tanto esperar le terminó llegando una nueva oportunidad. Esta vez no podía fallar. En una convocatoria de una selección regional, Sanvicente se convenció de que podía estar viendo a una futura estrella de su país. Había que potenciarlo de alguna u otra manera. ‘Chita’ lo llevó al Zamora y le terminó salvando la carrera.

Un Santo En Subida

Tras la mano bendita de Noel Sanvicente, la carrera del ahora ‘10’ del Santos (sí, la misma que utilizaron Neymar y Pelé) solo fue en subida. Con 16 años debutó en el Zamora FC y, a los dos años, le llegó una sorpresa de la vida. Tendría un hijo con su esposa Elianny Jiménez. Aunque parezca algo intrascendente dentro de su carrera deportiva, su nacimiento marcó un hito para los amantes del fútbol. El nombre del pequeño sería Thiago Mateo. ¿Por qué? Fácil, los hijos de su ídolo, Lionel Messi, llevan los mismos.

La Vinotinto

Luego, y aunque todavía no figuraba para la selección mayor, le llegó una de las ilusiones más grandes de su vida. Sí, Soteldo puede sacar pecho de que es subcampeón mundial. Con la Vinotinto, que todavía no clasificó a una Copa del Mundo de mayores, pudo darse el lujo de llegar a la final del Sub 20, donde perdió ante Inglaterra.

Actualidad

Ahora, y tras un paso por el fútbol chileno donde fue figura del Huachipato –ahí también la había hecho su compatriota Rómulo Otero–, fue ‘jalado’ por Jorge Sampaoli para ser parte del proyecto brasileño del exentrenador de la selección argentina. Ahí, con la ‘10’, ha dejado en la banca de suplentes, nada más y nada menos, que al peruano Christian Cueva, que tiene un dolor de cabeza para entrar en las oncenas de su técnico.

Con 21 años y una carrera a la que le falta mucho recorrido, Soteldo puede darse el lujo de haber pasado por todo, un poco. Desde la inseguridad hasta la gloria en menos de diez años. Y reconociendo que a veces las bendiciones más grandes llegar por esfuerzos que uno hace. Él dijo alguna vez que de no ser por el fútbol estaría muerto. Quizás, él es el verdadero responsable.

febrero 11, 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *